La hermandad como paradigma

Grupo América Latina: Filosofía Social y Axiología (GALFISA), Instituto de Filosofía

Hemos aprendido
a volar como los pájaros,
a nadar como los peces;
pero no hemos aprendido
el sencillo arte de vivir como hermanos.
Si supiera que el mundo se acaba mañana,
yo hoy todavía
plantaría un árbol.
Martin Luther King

Con el Centro Memorial Martin Luther King, Jr., las galfisas y los galfisos hemos construido una muy duradera e imprescindible relación de trabajo y amistad, propiciada por la sinergia que generan los talleres internacionales sobre paradigmas emancipatorios y otros proyectos, como la realización conjunta de la Corte Internacional de Mujeres Contra la Violencia Patriarcal del Neoliberalismo, efectuada en el Foro Social Mundial Policéntrico de Caracas en el año 2006.
Los talleres de paradigmas son espacios en los que hemos contribuidos entre todos y todas a la construcción teórica de la lucha emancipatoria desde las prácticas de los movimientos sociales y el pensamiento social crítico que las acompaña, confrontando las reflexiones que emanan de las experiencias de resistencia, lucha y transformación de la vida cotidiana. Estas metas las intentamos alcanzar a partir del diálogo de saberes y experiencias entre líderes y activistas de organizaciones populares, redes y movimientos sociales, y académicos y académicas, maestros y maestras, educadores populares y personas interesadas en compartir sus ideas, visiones y prácticas emancipatorias.
Tender puentes y sumar voluntades entre personas provenientes de prácticas, discursos y epistemologías diferentes, pero que comparten la misma voluntad emancipatoria es, tal vez, el resultado que pretendemos alcanzar, modestamente, en estos encuentros. Por ahí van los principales desafíos que hemos enfrentado conjuntamente el CMMLK y GALFISA: cómo construir sinergias, ayudar a superar prejuicios y desconfianzas, propiciar el diálogo de saberes, renunciar a protagonismos estériles, aproximarse —de forma más clara y directa— a la realidad, al conocimiento de los problemas y las necesidades reales, implicar e implicarse, abrirse a la participación creativa.
Apostamos porque los talleres sigan constituyendo un aprendizaje significativo y valioso para todas las personas involucradas e interesadas en avanzar en el diálogo de saberes y prácticas para construir un mundo justo y humanizado, más allá de la lógica y la hegemonía del capital, que respete y potencie la dignidad y la diversidad cultural de los pueblos y los distintos grupos humanos. Un mundo libre de explotación, discriminaciones y exclusiones, con equidad de género, raza, edad, creencias, opciones sexuales y con responsabilidad ecológica.
Todos los programas del Centro, sin excepción, han participado en este proceso de los talleres iniciado en 1995 y que en el 2013 arribará a su décima edición. La alianza de trabajo y vida entre GALFISA y el CMMLK puede resultar ejemplar en nuestros medios, en el sentido de que un grupo de investigación académica, como el nuestro, se articula con la labor desplegada durante años por los compañeros y las compañeras del Luther King en el terreno de la solidaridad y el acompañamiento a los movimientos sociales del hemisferio en numerosas acciones, campañas y programas comunicativos y de formación política.
En este vigésimoquinto aniversario del CMMLK seguimos sintonizando nuestras voces, nuestras miradas, nuestra subjetividad, nuestros procesos y acciones. Reivindiquemos la necesidad y el disfrute de la comunicación, del encuentro, del pensar, del sentir y hacer cosas en conjunto. Aportemos nuestro mínimo granito de arena a la construcción de alternativas y nuevos modos de convivencia humana. Ahora, más que nunca, hay que asumir la rebeldía necesaria para afirmar la austeridad personal y colectiva, la decencia frente a la falta de ética, la verdad frente a la simulación, las emociones sencillas y auténticas, en directo, frente a la virtualidad y el espectáculo banal.
Así andamos, nosotras, nosotros, creciendo del brazo de ustedes, no solo por lo realizado y lo mucho que aún falta por crear y reinventar, sino por el placer mismo de caminar juntas y juntos.
Con las hermanas y los hermanos del Luther King, si supiéramos que el mundo se acaba mañana, hoy, todavía, plantaríamos un árbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>